Archivo de la categoría: Salud y enfermedad

Nueva mirada al alcohol, tabaco, drogas y comida

Intenso fin de semana desmenuzando los motores que impulsan a las personas al consumo de sustancias o comportamientos adictivos.

Los asistentes han podido participar en  Constelaciones Familiares con los temas: tabaco, alcohol, drogas, falta de autoestima, porros, comer en exceso, sexo, cuál es la colocación con un familiar adicto, …

Y se han puesto de manifiesto sufrimiento, intenso y en muchas formas, culpa, vergüenza, conflictos de fidelidades al grupo o al alma propia,  confusión respecto dónde están los límites entre el dolor de otros y el propio, karmas pendientes de otras vidas, sostenimiento de vínculos, dolor que es canalizado en forma de ira y comportamiento compulsivo, aprendizaje de individualidad, …

La intensidad nos ha sido regalada tanto en la profundidad de los trabajos, de las emociones e información emergente así como en la sanación y transformación profunda que se ha dado.

Muchas gracias a todos los y las participantes por el valor de abordar este tema tan delicado como necesario, con predisposición para llegar al fondo, sin prejuicios y dejándose sorprender y guiar.

Anuncios

¿Se heredan los traumas de los padres?

Las investigaciones científicas empiezan a acercarse a la aceptación de que los traumas se transfieren en herencia. Y también su solución.

Varias investigaciones señalan que los hijos nacerían con marcas biológicas de las experiencias de sus progenitores

La transmisión de rasgos desfavorables es reversible y se puede prevenir

Acceso a todo el artículo

201611-roser-nadal-traumas-heredados

 

Conexión entre madre y éxito en la vida – Caso Joan Massagué

Queremos compartir una serie de post en que iremos mostrando cómo la conexión interna con la madre marca la trayectoria de un hijo o hija.

Empezamos unos días atrás con la música de Queen -Freedie Mercury- y sus canciones Bohemian Rhapsody y Mother Love. Cómo el alma se expresa al encontrarse en las puertas entre vida y muerte, y cómo el mensaje a mamá cobra tanto valor.

Hoy dirigimos nuestra mirada a la ciencia. Cómo unas breves palabras de su madre, le confirman a Joan Massagué su camino.

Del programa de TV3, El Convidat, Albert Om viaja a Nova York, el centro de investigación en cáncer más importante del mundo. Allí están los mejores de los mejores. Y al frente, un catalán que ha pasado media vida en los Estados Unidos. Durante dos días Om será “El invitado” del doctor Joan Massagué, el director científico del centro de investigación Sloan Kettering.

A partir del minut 34:50

– Ara em vull passar a la ciència més aplicada, a la malaltia…

Això nen, això.

 

http://www.ccma.cat/tv3/alacarta/el-convidat/joan-massague/video/5429571/

>> MÁS INFORMACIÓN DEL TALLER DE CONSTELACIONES FAMILIARES LA MADRE

Depresión, afecto y cuerpo

Estoy leyendo un libro que me ha recomendado mi buena amiga Candela: “La espiritualidad del cuerpo”, de Alexander Lowen. Y me encuentro reflexiones que son perlas para entender cómo el cuerpo reacciona y se enferma. Llevando las comprensiones a Constelaciones Familiares, también podemos entender cuál es el origen de las cargas emocionales que pasan de generación en generación, y que se acaban manifestando en forma de molestias o enfermedades. Aquí os transcribo un pequeño resumen sobre la depresión, los afectos y el cuerpo:

El problema de salud más común entre las personas de nuestra cultura es la depresión. Sólo en los casos severos se llega a su diagnóstico. Cuando es leve puede pasar inadvertida. Sus síntomas son estar sin deseo de tomar parte activa en la vida o sentirse fatigado a pesar del descanso. ¿Cómo es que no se advierte? Porque nos mantenemos ocupados. La actividad es una defensa contra la depresión. Cuando el individuo empieza a sentirse deprimido, se embarca en un nuevo proyecto, y esto mantiene sumergida la depresión, aunque tarde o temprano aflorará.

El trauma específico que predispone a una persona a la depresión es la pérdida de amor.

Jóvenes o viejos, todos necesitamos algún vínculo afectivo para sostener la conexión con la vida y la excitabilidad de nuestros cuerpos. La sensación de estar vinculado es absolutamente vital para la salud.

El bebé busca reiterar la calidez del vínculo con la madre en el pecho o los brazos. Esta conexión activa su cuerpo, estimula su respiración y sus funciones digestivas. Durante toda la vida, la intimidad física placentera sigue teniendo un efecto positivo, renovando el entusiasmo y la fuerza vital del individuo.

La pérdida de un vínculo afectivo se experimenta a menudo como un sentimiento de aflicción y una opresión dolorosa en el pecho. El proceso de duelo incluye el acto de llorar, y éste rompe la opresión y le devuelve mayor fluidez al cuerpo.

Para los niños y niñas pequeños es algo diferente. Ellos y ellas no pueden superar los efectos de una pérdida hasta que establecen un nuevo vínculo afectivo. El alivio del llanto, para ellos y ellas, es sólo pasajero si no se restablece el vínculo con alguna figura afectiva. Este vínculo permite la recuperación del pulso vital del cuerpo.

Por lo general, la pérdida de afecto no se debe a la muerte o desaparición de la madre sino a la incapacidad de ésta de satisfacer la continua demanda de amor del hijo o hija.

Si la madre a su vez no fue nutrida en la infancia, no tiene más para dar. Y el padre, aunque sea saludable, no es un sustituto totalmente adecuado, aunque puede mitigar la aflicción. En la mayoría de los casos, el dolor del niño por la pérdida del amor de su madre persiste hasta la edad adulta bajo la forma de una opresión crónica en el pecho que restringe la respiración. Al disminuir el suministro de oxígeno disponible, se reduce la producción de energía del individuo. Y ésta no se puede aumentar sólo por la ingestión de alimentos y/o oxígeno.

El aumento del nivel básico de energía de un individuo sólo puede efectuarse dándole mayor vitalidad al cuerpo a través de la expresión de los sentimientos. Una falta de vitalidad es siempre el resultado de la supresión de sentimientos.

Y curiosamente, uno de los efectos de la disminución de la energía es el aumento de la actividad, destinada a ganar afecto.

Así se desarrolla la personalidad tipo A, que destaca por un exagerado afán de probar la propia valía unido a una ira reprimida que se manifiesta en una constante irritabilidad. Es una conducta que tiende a la represión o la afección cardíaca. Y también al cansancio crónico.

Aunque las personas tienden a no detenerse a sentir su cansancio, por el temor a no poder continuar la lucha.

La buena noticia es que hay herramientas para darse cuenta de cómo nos vemos arrastrados por estas dinámicas. En nuestro Taller Entendiendo la Enfermedad tratamos todos estos temas. Una vez llevadas a la luz las implicaciones, queda una decisión difícil para cualquier alma que le cuesta adaptarse, y es decidir si quiere quedarse y tomar el regalo de la Vida, y vivir … o no.

Identificar de dónde vienen las enfermedades o síntomas

La revista MDZon line comparte una entrevista a Virginia Riccio sobre cómo Hausner aborda su trabajo para identificar de dónde vienen las enfermedades o síntomas. Stephan Hausner, es discípulo de Bert Hellinger, desarrollador de las Constelaciones Familiares. Os comparto un extracto de la entrevista.

-¿Cómo trabaja Hausner para identificar de dónde vienen las enfermedades o síntomas?

– Stephan trabaja con constelaciones sobre síntomas o enfermedades. Es uno de los consteladores con más experiencia en el mundo y, dentro de síntomas y enfermedades, es el número uno del mundo. Se especializó en un tema que es súper interesante.

La constelación funciona, en este caso, como un complemento de la medicina, porque lo que nos va a mostrar es cómo está el paciente en relación a su familia de origen y sus vínculos inconscientes con sus padres.

Cuando un síntoma se representa (en un participante) muestra qué no está funcionando en el sistema familiar, como si hubiera algo que perturba la historia de la familia. Siempre un síntoma o una enfermedad va a estar representando alguna historia del pasado, muy dolorosa (encapsulada) en alguna generación familiar o en algún tema de la persona.

Se trata, generalmente, de algún hecho doloroso, traumático etc. que ocurrió en la familia y través del síntoma y/o la enfermedad se manifiesta.

-¿Qué ocurre cuando en la Constelación Familiar aparecen posibles causas? -Esta técnica abre historias; a veces las personales, otras las familiares y las paternales. Nunca sabemos qué parte de la historia vamos a abrir. Stephan es especialista en observar qué punto familiar hay que desenredar para poder identificar de dónde viene esta enfermedad o síntoma. Aparece ese hecho doloroso y el paciente enfermo puede vivenciar el amor y el dolor que está escondido. A veces se trata de un hecho traumático que ocurrió hace tiempo y muchas veces un síntoma y una enfermedad están trazando un camino de un amor que no puede ser sentido por alguna razón. -¿Por dónde empieza la sanación? -Por el reconocimiento. Así podemos renovar energía, sanar y curar vínculos. Hay mucha energía atrapada en los síntomas. Por eso Stephan dice que “todo aquello que forma parte de uno tiene que tener derecho a existir”.

Mientras más grande haya sido ese trauma familiar, más grave será la enfermedad o el síntoma.

Dentro de la constelación se van haciendo movimientos que pueden ayudar a reconocer el amor que no fluía en la familia.

El proceso da inicio a una vivencia consciente para que pueda sentir ese amor o ese dolor. Cuando ese amor fluye de alguna forma la persona se siente como aliviada, hasta en el mismos instante que está constelando: entiende y comprende datos que no tenía presente.

Cuando una tensión en el cuerpo empieza a desaparecer es una gran puerta que se abrió.

Los traumas hablan en nuestro cuerpo Según Virginia y su experiencia en esta terapia complementaria ya pueden identificar las causas de algunas enfermedades, pero siempre hay más por descubrir. “Hemos visto en 100 casos de dolor de estomago algo que no se puede digerir”, dijo. Problemas en los pulmones esconden una gran tristeza. Por ejemplo, abuelos que haya venido desde lejos. El lado derecho habitualmente es el padre y el lado izquierdo la madre. En la fibromialgia se han visto familias enteras excluidas. En el cáncer mucho dolor que no pudo ser procesado: muertes tempranas, guerras o hechos difíciles. Los problemas en el aparato reproductor femenino tienen que ver con conflictos del lado materno y en el hombre, con el padre. Las enfermedades en útero u ovarios denota una distancia con la parte materna, porque la hija tuvo que estar a la par del padre, como si fuera ella la compañera del papá. Por ejemplo, la esquizofrenia habla de un asesinato en el sistema familiar y puede ser hasta 7 generaciones atrás. Por eso, Bert Hellinger dice que “la locura es una alternativa a la muerte”. “Igual en cada caso vamos a ver qué más hay. Las constelaciones nos muestran que no sabemos todo: los síntomas son un misterio”, explicó Riccio. Podéis encontrar todo el artículo de la entrevista en este enlace.

Constelaciones Familiares en Ivars de Noguera

Este fin de semana hemos ido a Ivars de Noguera, a participar en las Jornades de la Pau i Sostenibilitat, y en ellas compartir las Constelaciones Familiares como metodología para  contribuir a la finalización de los conflictos y a la apertura de nuevas reconciliaciones. Nuestra propuesta ha sido con un trabajo de incluir a aquellos excluidos del sistema (familia) de cada uno de los participantes. En esta dinámica han participado todas aquellas personas que querían experimentar las Constelaciones familiares al mismo tiempo que deseaban reconciliarse con miembros no contemplados de sus sistemas. La tarea ha sido complicada porque la propia población de Ivars de Noguera nos transmitía una incomodidad al pasear por sus calles. Uno podía observar que sólo los niños y los gatos tenían permiso de moverse con libertad. Por lo demás, se respiraba una atmósfera extraña, dolida, de conflicto reciente, donde uno sentía ojos mirándole sin ver persona alguna. Ellos y ellas sabían que estábamos, pero nosotros no les veíamos. Asimismo, la sala donde se iban a realizar las jornadas tenía una atmósfera cargada y requería una sanación. Al preguntar sobre la historia de la población y hablar con algunos vecinos, pudimos aclarar algunas cosas: El pueblo estuvo inmerso en la Guerra Civil, y tuvo 2 bares, cada uno perteneciente a uno de los bandos. Todavía hoy en día se refieren unos vecinos de otros como “del otro bando”, generando afinidades y rechazos, así como permisos o culpas. Por otro lado, el cementerio antiguo estaba justo debajo de nuestra sala de trabajo. Al lado de la Iglesia, ¡obvio!, y tanto el cementerio como las personas enterradas fueron sacadas con máquinas excavadoras sin demasiadas contemplaciones, acrecentando las heridas, tanto de vivos como de muertos. Y el conflicto, así como el dolor, siguen presentes. Con muchas ganas de ser sanados y liberados por parte de muchas personas, hijos e hijas del pasado, que tienen ganas de crear un presente diferente. ¡Y ahí nuestra contribución! Aquí os dejamos unas fotos del trabajo realizado, así como del pueblo y alrededores. Agradecer a Inés todo el esfuerzo y organización del evento, así como a demás participantes, acompañantes, y a todas las personas que lo han facilitado.  

Holocaust Survivors Pass Trauma to Their Children’s Genes

Inheriting Trauma: Holocaust Survivors Pass Trauma to Their Children’s Genes

Pre-conception trauma results in transmission of epigenetic changes from the exposed parents to their children.An international team lead by Rachel Yehuda, professor at Mount Sinai hospital in New York, and for the molecular analyses Elisabeth Binder, director at the Max Planck Institute of Psychiatry in Munich, studied the genes of 32 Jewish individuals who had been held in concentration camps, experienced torture or had been forced into hiding during the Second World War. The researchers additionally examined the genes of the group’s children who are known to have an increased likelihood of stress disorders, and compared the results with Jewish families living outside Europe during the Holocaust. The scientists concentrated on epigenetic changes in the FKBP5 gene which has long been the research focus of Elisabeth Binder. “With ‘epigenetic’ we mean all processes that do not change the actual genetic code but alter its accessibility,” explains Elisabeth Binder. “FKPB5 determines how effectively the organism can react to stress hormones, and so regulates the entire stress hormone system. FKBP5 is altered in several diseases such as posttraumatic stress disorder or major depression and has now been associated with intergenerational effects.” This shows a the sign outside Auchwitz. The results suggest that ‘epigenetic inheritance’, where a person’s life experiences can affect the genes of their offspring, may play an important part in a child’s development. “The gene changes in the children did not appear to be mediated by adversity experienced during their own childhood but could only be attributed to Holocaust exposure in the parents,” said Rachel Yehuda. “Environmental influences such as stress, smoking or diet can affect the genes of our children. Early detection of such epigenetic marks may advance the development of preventive strategies to address the intergenerational effects of exposure to trauma.”

About this genetics and psychology research

Source: Elisabeth Binder – Max Planck Institute Image Source: The image is in the public domain Original Research:Abstract for “Holocaust exposure induced intergenerational effects on FKBP5 methylation” by Rachel Yehuda, Nikolaos P. Daskalakis, Linda M. Bierer, Heather N. Bader, Torsten Klengel, Florian Holsboer, and Elisabeth B Binder in Biological Psychiatry. Published online August 23 2015 doi:10.1016/j.biopsych.2015.08.005


Abstract Holocaust exposure induced intergenerational effects on FKBP5 methylation Background The involvement of epigenetic mechanisms in intergenerational transmission of stress effects has been demonstrated in animals but not in humans. Methods Cytosine methylation within the gene encoding for FK506-binding-protein-5 (FKBP5) was measured in Holocaust survivors (n=32), their adult offspring (n=22), and respective demographically comparable parent (n=8) – offspring (n=9) controls. Cytosine-phosphate-guanine (CpG) sites for analysis were chosen based on their spatial proximity to the intron 7 glucocorticoid-response-elements (GREs). Results Holocaust exposure had an effect on FKBP5 methylation that was observed in exposed parents (F0) as well in their offspring (F1). These effects were observed at bin 3/site 6. Interestingly, in Holocaust survivors, methylation at this site was higher in comparison to controls, whereas in Holocaust offspring, methylation was lower. F0 and F1 methylation levels were significantly correlated. In contrast to the findings at bin 3/site 6, offspring methylation at bin 2/sites 3-5 associated with childhood physical and sexual abuse in interaction with an FKBP5 risk-allele, previously associated with vulnerability to psychological consequences of childhood adversity. The findings suggest the possibility of site-specificity to environmental influences, as sites in bins 3 and 2 were differentially associated with parental trauma and the offspring’s own childhood trauma, respectively. FKBP5 methylation averaged across the three bins examined, associated with wake-up cortisol levels, indicating functional relevance of the methylation measures. Conclusions This is the first demonstration of transmission of pre-conception parental trauma to child associated with epigenetic changes in both generations, providing a potential insight into how severe psychological trauma can have intergenerational effects. “Holocaust exposure induced intergenerational effects on FKBP5 methylation” by Rachel Yehuda, Nikolaos P. Daskalakis, Linda M. Bierer, Heather N. Bader, Torsten Klengel, Florian Holsboer, and Elisabeth B Binder in Biological Psychiatry. Published online August 23 2015 doi:10.1016/j.biopsych.2015.08.005

¿Comida a escondidas? Y a veces, después, vomitar… ¡Libérate!

Algunas personas tienen una relación con la comida con fases escondidas y descontroladas. Sienten vergüenza, culpa, sensación de inadecuación y además se culpabilizan de no poder controlarlo. Creen que es una cuestión de voluntad que ellos/ellas no dominan y que el resto de los mortales, sí. Con el atracón se intenta apaciguar un hueco, un vacío profundo, que surge del interior y que todo lo comido ni siquiera alcanza a calmarlo un poco. Después del atracón, la pseudofelicidad pseudocalma tiene una durada efímera para pasar a ser una sensación de asco y desagrado total en la que uno quisiera salirse de ese cuerpo para no sentir. En ese punto pasamos a un deseo de “quitarse de encima”  todas esas sensaciones, y se inicia el proceso de expulsión, en diferentes maneras. ¿Qué podemos contar de nuevo sobre este proceso? Desde Constelaciones Familiares hemos visto que ciertamente hay algo muy molesto a ser expulsado, pero no tiene que ver sólo con la comida sino con mucho más, y ese malestar, ese asco, que no proviene sólo de la persona que lo experimenta, tiene mucho de “heredado”. ¡SÍ, HEREDADO! Es sistémico, o sea, proveniente de la familia, y es por ello que va más allá de tú voluntad. Y, sobretodo, ES REPARABLE. Hablaremos de todo ello en el taller del martes 16, de 16 a 20h. Puedes inscribirte aquí

Acoge el sufrimiento como un mensajero

– ¡Cuidado! Ignoras la medida del sufrimiento

Desde mi infancia, he procurado huir del sufrimiento con la mentira. Y el sufrir me tortura; no lo acepto y me lo reprocho.

* Acoge el sufrimiento como un mensajero del cielo. Pero deja que se aleje cuando él quiera. – ¿Cómo acoger el sufrimiento y seguir alegre? * Es posible siguiendo el buen camino, TU PROPIO CAMINO. (Extracto de “La respuesta del ángel”)  

El cuerpo, la mente y los planes

“El cuerpo se mantendrá fuerte y saludable si la mente no abusa de él asignándole funciones que no puede cumplir, propósitos que están fuera de su alcance y elevadas metas que no puede alcanzar…. El cuerpo sólo requiere que se le perciba como algo ajeno a ti, para convertirse en un instrumento saludable y útil a través del cual la mente puede operar hasta que deje de tener utilidad. Pues ¿quién querría conservarlo una vez que deja de ser útil?…. La mente que ha sanado no planifica. Simplemente lleva a cabo los planes que recibe al escuchar una Sabiduría que no es la suya. Espera hasta que se le indica qué tiene que hacer, y luego procede a hacerlo. No depende de sí misma para nada, aunque confía en su capacidad para llevar a cabo los planes que se le asignan. Descansa serena en la certeza de que ningún obstáculo puede impedir su avance hacia el logro de cualquier objetivo que sirva al gran plan que se diseñó para el bien de todos….. Forzar al cuerpo a que se amolde a los planes que una mente traza para sí misma es lo que hace que el cuerpo enferme. En tal caso el cuerpo no es libre para ser un instrumento de ayuda en un plan que le ofrece mucha más protección de la que él podría prestarse a sí mismo, y que por un tiempo requiere de sus servicios. …. La mente que hace planes, por lo tanto, no permite ningún cambio. Lo que aprendió en el pasado se convierte en la base de sus objetivos futuros. Sus experiencias pasadas determinan su elección de lo que ha de suceder. Y no se da cuenta de que aquí y ahora se encuentra todo cuanto necesita para garantizar un futuro muy diferente al pasado, libre de continuidad de las viejas ideas y creencias enfermizas. No hay ansiedad respecto al porvenir, pues la confianza presente está a cargo de éste. ….. Si tienes que hacer planes, ya se te dirá cuáles son. Puede que no sean los planes que tú creías necesarios, ni las respuestas a los problemas que creías enfrentarte. Mas son las respuestas. ….. ” UCdM