Archivo de la categoría: Experiencias del alma

“Le dije a mi hija: ‘Puedes irte, yo sonreiré por ti’; y se fue”

Cristina Inés Gill nos relata cómo el cáncer se llevó a una de sus hijas,  cómo superó su propio cáncer y cómo ha cambiado su vida.

¿Cómo se siente usted hoy?

¡Muy viva! Ya no vivo a medias. Mi hija se ha quedado en el camino… y yo lo sigo por las dos. ¡Se lo prometí! Y lo disfruto todo. Vivo por ella, como sé que ella hubiese vivido por mí. Por eso lo exprimo todo: ¡yo no pospongo vivir y ser feliz! Mañana es tarde para mí.

Fuente: “La Contra de La Vanguardia”

Aquí os dejo el enlace

 

Anuncios

Enero 2018: ¡Nuevos propósitos!

¿Has estado recapitulando y haciendo una lista de propósitos por cumplir?
Yo sí.
Me lleva tiempo definir los nuevos pasos, pero reconozco que cada día he avanzado un poco, muy despacio, y cada vez voy teniendo más claro el qué. Poco a poco, también, se me va dibujando el cómo.

Desde mi inicio de período de silencio hasta ahora ya han pasado más de 6 meses. He podido recapitular, aprender mucho, muchísimo, y he podido aclarar muchos asuntos.
Y gracias a ello tengo la certeza de cuál es mi vocación y dónde está mi voluntad de servicio, así como dónde está mi mejor aportación de valor.
Resulta que lo que mejor sé hacer es despejar los impedimentos que las personas tienen para poder alcanzar sus propósitos.
Esa es mi especialidad, ni más ni menos.
Todo el año es un buen momento para ello, pero si quieres empezar ya mismo, te presento propuesta de fechas para este enero.
Y esto es sólo el principio, porque este año vendrá con novedades y propuestas de trabajo….. ¡¡¡ah, sí, conmigo toca trabajar!!!! 😉
La mejora personal está repleta de regalos por el camino, pero justamente, te tiene que encontrar en el camino, trabajando, en tí mismo, en tí misma. A veces no es fácil. No lo fue para mi tampoco. Pero es el precio para sentirse vivo en vida. Vale la pena.

Conectar con el propósito desde el espacio entre vidas

espacio¡Un 80% consiguió conectar!

En el Taller de regresiones al espacio entre vidas pudimos ir al lugar en el que estábamos antes de encarnar y conectar con nuestro Plan.

Estuvimos donde se diseñó nuestro viaje de descenso. Algunos/as pudieron ver y sentir cómo se diseñaba el plan, con quién estaban, qué explicaciones e información les mostraban y cuál se les mantenía velada, qué estaba previsto que aprendieran en su tiempo en la Tierra en esta vida, qué les iba a aportar el país en el que nacerían, cuál era el vínculo con los padres y familia que iban a tener, qué cargas llevaban, qué les podía frenar, y qué querían cambiar. También pudieron realizar preguntas a sus guías, pedir sugerencias o modificar algo si lo creían oportuno.

Y más allá de la información con la que pudieron conectar, está la experiencia de volver a estar allí y bajarla conscientemente en el cuerpo.

¡Enhorabuena viajeros del alma!

¿Se puede constelar el karma?

Depende de lo que consideremos como “karma”.

Si karma son las lecciones (tareas) pendientes con las que vienes, pues de hecho las constelaciones te permiten entender relaciones,  y que vuelvan a fluir  ahí donde quedaron bloqueadas.

En las constelaciones se trabaja mucho el sistema familiar… ¿y quién no tiene vínculos kármicos con los miembros de la familia? Todos los tenemos.

Por otro lado, cuando en un sistema alguien queda con sensación de algo inacabado o deuda, esto en general lo toma un miembro en una generación siguiente (o sea, uno de nosotros). Así, cuando pones esto en orden, están permitiendo que se cierre lo que quedó inacabado.